Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Tesis

Entorno LaboralC.1 Competencias profesionales

El potencial emprendedor en la Formación Profesional. Un análisis intencional desde la teoría de la conducta planificada.

La necesidad de las sociedades actuales de desarrollar el espíritu emprendedor ante la disminución del trabajo por cuenta ajena, es el elemento principal que ha motivado el desarrollo de esta tesis.

Compartir en

Año:2008

Autor/es

  • Garzón Fernández, José Antonio

Directores

  • Orti González, Ana María
  • Aguilar Luzón, María del Carmen

Universidad: Universidad de Sevilla

Comunidad Autónoma:Andalucía

Resumen

La necesidad de las sociedades actuales de desarrollar el espíritu emprendedor ante la disminución del trabajo por cuenta ajena, es el elemento principal que ha motivado el desarrollo de esta tesis. Los emprendedores se han convertido en los grandes creadores de empleo; entre otros motivos porque emprender se traduce también en innovación y competitividad y en la literatura se constata la existencia de una correlación positiva entre emprender y las principales variables económicas de un país o región desde el punto de vista del desarrollo: crecimiento económico, creación de empleo, exportaciones, cambios tecnológicos, etc.

El trabajo de Investigación presentado está estructurado en dos partes claramente diferenciadas: la teórica y la empírica. Dentro de la parte teórica realizamos un repaso de algunas de las escuelas más importantes de la literatura emprendedora, centrándonos a continuación en el enfoque de proceso emprendedor y por último en el análisis del riesgo emprendedor.

Con respecto a las principales escuelas de investigación emprendedora, un primer enfoque se centró en la identificación de la existencia de rasgos de personalidad propios de emprendedores, destacando entre otros la necesidad de logro, el locus de control, la tolerancia a la ambigüedad y la innovación.

Otro enfoque que hemos analizado ha sido el demográfico con el estudio de variables como: la edad, el sexo, la educación (general o específicamente emprendedora), la experiencia laboral previa y los modelos de roles. Este enfoque buscaba la configuración de un perfil emprendedor.

Un posterior enfoque objeto de estudio en el trabajo ha sido el cognitivo, que se presenta como un avance a los anteriores centrándose en las estructuras de conocimiento que le son propias a los emprendedores (sobre todo la denominadaalerta emprendedora, el mayor uso de sesgos cognitivos y heurísticos por parte de estos y la utilización de la autoeficacia percibida emprendedora como creencia que diferencia a los emprendedores de quienes no lo son.

El último enfoque que hemos descrito es el económico que analiza la conducta emprendedora dentro del análisis de elección de carrera. Este enfoque intenta explicar porqué se elige un trabajo o una carrera y lo explica desde el punto de vista de la maximización de la utilidad. En el caso de los emprendedores la utilidad a maximizar será tanto de riqueza económica como de prestigio, poder, costes psíquicos, condiciones de trabajo, etc. Por lo general en las investigaciones encuadradas dentro de este enfoque se suele comparar la utilidad de trabajar por cuenta propia con la utilidad de trabajar por cuenta ajena.

Con posterioridad y acercándonos al presente en el campo de la investigación emprendedora, hemos analizado el enfoque de proceso. El enfoque de proceso se vería como una forma de aglutinar las investigaciones anteriores para darles un sentido a todas a través de su acoplamiento en un todo secuencial. Nosotros hemos dividido estos procesos emprendedores en intencionales y no intencionales según aparezca la intención como actividad en ellos.

Por último, en esta parte teórica nos centramos en analizar el riesgo, al ser un rasgo que la literatura le concede al sujeto emprendedor. Dentro del análisis del riesgo nos hemos planteamos conocer la diferencia entre percepción del riesgo y propensión al riesgo de los emprendedores, analizar dos emociones anticipadas en la toma de decisiones emprendedoras: el arrepentimiento por fallar cuando tomamos una decisión y el arrepentimiento por oportunidades perdidas. También el pensamiento contrafáctico y por último como afectan sesgos cognitivos como la ilusión del control, el exceso de confianza y la ley de los pequeños números a la toma de decisiones emprendedoras y al análisis del riesgo por parte de este.

Para comprender qué es lo que motiva a los alumnos de Formación Profesional a llevar  a cabo su propio proyecto, hemos utilizado la Teoría de la Conducta Planificada. Emprender un  negocio, por ejemplo, requiere de un comportamiento planificado, siendo la intención el mejor predictor de la conducta. Para autores como Katz y Gartner (1988), estudiar la intención emprendedora mejora notablemente la investigación en este campo si la comparamos con modelos anteriores. Hemos utilizado la teoría de la Conducta Planificada por su probada validez y capacidad explicativa sobre distintas conductas como la prevención del SIDA, el control de la natalidad, la intención de voto, etc. La utilización de esta teoría para explicar la conducta  emprendedora ha sido llevada a cabo por autores como (Fayolle, Gilly y Lassas-Clerc, 2006a, 2006b; Kolvereid, 1996ª; 1996b, 2006; Krueger, Reilly y Carsrud, 2000; Shane, Kolvereid y Gestead, 1991; Souitaris, Zerbinati y Al-Laham, 2007; Tkachev y Kolvereid, 1999; Zapico, 2007).

Objetivos / Hipótesis

Tipo de Investigación y Metodología

Detalle: 

Participantes / Muestra

Detalle:

Instrumentos

Detalle:

Resultados / Conclusiones

 

Otros documentos relacionados

En colaboración con:

  • Fundación Bertelsmann
  • Universidad de Murcia
  • Universitat de Barcelona

Fin del contenido principal