Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:

  1. Home
  2. Centro de conocimiento
  3. Mapa del conocimiento

Comienza el contenido principal

Artículos

Entorno EducativoB.4 Variables intervinientes

Formación Profesional y desigualdad de oportunidades educativas por clase social y género

Tras un repaso a las reflexiones sociológicas sobre la FP y su relación con el origen socioeconómico y el género, así como su plasmación en los debates de política educativa en España, mostramos las tasas de estudiantes o graduados de FP a los 19 y 20 años según clase social de origen y género, desde los nacidos en 1957 hasta 1992.

Compartir en

Año:2011

Autor/es

  • Martínez García, José Saturnino
  • Merino Pareja, Rafael

Filiación: Universidad Autónoma de Barcelona

Comunidad Autónoma:Canarias

Revista:Tempora. Revista de Historia y Sociología de la Educación , Vol/nº: 14 , Páginas: 13-37

Palabras clave: formación profesional,política educativa,clase social,género,desigualdad de oportunidades educativas,estratificación social

Resumen

Tras un repaso a las reflexiones sociológicas sobre la FP y su relación con el origen socioeconómico y el género, así como su plasmación en los debates de política educativa en España, mostramos las tasas de estudiantes o graduados de FP a los 19 y 20 años según clase social de origen y género, desde los nacidos en 1957 hasta 1992. Durante todo este periodo, la desigualdad de oportunidades sociales en el acceso a la FP ha permanecido más bien constante por clase social mientras que ha disminuido por género a partir de las personas nacidas en 1961, pero en mayor medida en las nacidas después de 1970. Los datos muestran que la reforma introducida por la LOGSE, que endureció los requisitos académicos para cursar FP, disminuyó la probabilidad de cursar FP en todas las clases sociales, y que es posible que haya perjudicado en mayor medida a la clase obrera que al resto de clases. Por otro lado, las mujeres cuya familia social de origen pertenece a las clases intermedias optan en menor medida por los estudios de FP que lo que cabría esperar por su género y por su clase social.

Objetivos / Hipótesis

  • Analizar las tasas de estudiantes o graduados de FP a los 19 y 20 años según clase social de origen y género.
  • Conocer la evolución de la desigualdad de oportunidades en torno a la FP.

Tipo de Investigación y Metodología

Investigación Descriptiva // Cualitativa

Participantes / Muestra

  • Fuentes Documentales
  • Estadísticas

Detalle: Datos de 209.883 jóvenes de la población con edad comprendida entre los 18 y 20 años extraídos de la Encuesta de Población Activa- EPA y del Instituto Nacional de Estadística-INE.

Instrumentos

Revisión documental

Detalle: Análisis documental  de datos de la Encuesta de Población Activa- EPA y del Instituto Nacional de Estadística-INE.

Resultados / Conclusiones

La reforma introducida por la LOGSE, que endureció los requisitos académicos para cursar FP, disminuyó la probabilidad de cursar FP en todas las clases sociales, lo que parece que haya perjudicado en mayor medida a la clase obrera que al resto de clases.

Las mujeres cuya familia social de origen pertenece a las clases intermedias optan en menor medida por los estudios de FP que lo que cabría esperar por su género y por su clase social.

En la FP se ha igualado considerablemente la proporción de hombres y mujeres que la cursan, aunque persiste una gran segregación por ramas profesionales.

El acceso a la FP según origen social ha permanecido más bien estable para los nacidos entre 1957 y 1992. La LGE contribuyó a aumentar el porcentaje de personas que cursan estos estudios, mientras que la LOGSE, endureciendo los criterios académicos de acceso, los frenó. La reciente reforma de LES ha vuelto a flexibilizar los criterios académicos y por tanto cabe esperar que contribuya a aumentar la proporción de jóvenes que accedan a estos estudios, pero está por ver cuánto tiempo estará en vigor, debido a los cambios anunciados por el Ministro de Educación y Cultura a comienzos de la x Legislatura.

Desde el punto de vista del género, la FP se ha hecho mucho más igualitaria en términos agregados, pues se ha igualado considerablemente la proporción de hombres y mujeres que la cursan, aunque persiste una gran segregación por ramas profesionales.

Desde el punto de vista de las clases sociales, la disminución en el conjunto de la sociedad española de la clase obrera y el incremento de las clases medias también han hecho que las aulas de FP sean ahora más interclasistas que hace unas décadas, cuando la mitad de los estudiantes eran de origen obrero o de clases agrarias, mientras que en la actualidad no llegan al 30%. Sin embargo, desde el punto de vista de la desigualdad de oportunidades por clase social, prácticamente no ha habido cambios. La evidencia empírica mostrada señala que durante todo el periodo las probabilidades de los jóvenes de cada clase social de acceder a la FP con respecto a los de las otras clases han permanecido estables. Los datos no son tan firmes con respecto al posible efecto de la LOGSE sobre esta desigualdad, pues parece haber perjudicado más a los jóvenes de clase obrera que al resto, aunque la evidencia empírica es ambigua. Los datos también muestran, de forma un poco más robusta, una interacción entre clase y género, pues las mujeres de origen social de clases intermedias estudian menos FP de lo que cabría esperar dada su posición de clase y su género.

Resumiendo, las grandes transformaciones sociales y legales que ha vivido España en los últimos años apenas han afectado a la desigualdad de oportunidades educativas por clase social, con la excepción de la posible relación negativa entre LOGSE y clase obrera, en el margen de la significación estadística (2 puntos de caída más para esta clase social)

Otros documentos relacionados

En colaboración con:

  • Fundación Bertelsmann
  • Universidad de Murcia
  • Universitat de Barcelona

Fin del contenido principal